Nostradamus: sus cuartetas y sus enigmas

Nostradamus: sus cuartetas y sus enigmas

 Una interpretación inédita de las profecías más estudiadas de la Humanidad

Este libro es el resultado de la traducción e interpretación de una gran parte de las cuartetas que conforman la alegada obra profética del autor provenzal. El autor nos introduce de forma magistral en un ameno recorrido por los hechos históricos más sobresalientes y curiosos de los últimos 400 años de la Humanidad con un especial énfasis en los acontecimientos que datan desde los inicios de la Segunda Guerra Mundial hasta las llamadas guerras del “choque de civilizaciones” que se han extendido por el Oriente Medio a partir de los trágicos atentados del 11 de septiembre del 2001. En los comentarios que conforman el descifrado de los ambiguos versículos, traducidos y explicados por una metodología propia, basada en las claves que proporciona la obra mayor del cabalista Shimon bar Yojai. Se incluyen unas reflexiones que cuestionan el porvenir de la civilización de raíces europeas, que al abandonar las fuentes que tradicionalmente han nutrido su cultura y su identidad, estaría destinada a perecer.

Michel de Nôtre-Dame  también llamado Michel Nostradame, ( nacido en la Provence en 1503) fue un  médico francés, astrólogo, alquimista y escritor, mejor conocido por su libro Las Profecías , una colección de 942 cuartetas poéticas que supuestamente predicen eventos futuros. Llamado “La voz de Dios”,  ha sido considerado por muchos estudiosos como el profeta más reconocido de la historia. En un lenguaje sibilino y hermético, sin orden cronológico, las cuartetas de las Centurias exponen profecías y pronósticos sobre una edad histórica que llega hasta el año 3797. Según ciertos comentadores, muchas de estas profecías se realizaron; desde la muerte de Enrique II en un torneo, a la de Luis XVI; hasta la caída de Napoleón a la guerra de 1939. Nostradamus también ubicó el fin del mundo en el año 3797 Amado por muchos, pero censurado y calumniado por otros, llegó a ser condenado por la Inquisición al ser acusado de herejía. Sin embargo, se dice que llegó a predecir la Revolución Francesa (1789-1799), la Guerra Civil Española (1936-1939), la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la llegada al poder de Napoleón Bonaparte y Adolfo Hitler, la muerte de John F. Kennedy y los ataques a las Torres Gemelas Lo cierto es que muy pronto comenzaron a reconocérsele sus méritos como profeta. Lo cierto es que comenzaron a propagarse los rumores sobre el carácter visionario de Nostradamus, lo que unido a sus éxitos como médico lo convirtió en una mezcla de terapeuta y mago a los ojos de la sociedad de la época, hasta el punto de que el rey Carlos IX lo nombró médico de la corte. Otros consideran que su reputación como profeta ha sido construida en nuestros tiempos, al calzar sus imprecisos y crípticos textos con eventos ya ocurridos que se podrían asemejar y que en realidad  no escribía profecías, sino que sólo se dedicaba a narrar acontecimientos sobre su tiempo de una manera metafórica y enigmática para evitar persecuciones. Pero a Nostradamus todavía le quedan seguidores  y despierta una enorme curiosidad entre los investigadores

Curiosidades y enigmas de la vida de Nostradamus

Jean-Aimes de Chavigny, magistrado de la ciudad de Beaune en 1548 y doctor en Derecho y Teología, nos informa cumplidamente de los primeros años del enigmático profeta: “Sus antepasados eran judíos, de la tribu de Isacar, al parecer pródiga en adivinos. En torno a 1480, un edicto regio había amenazado a todos los hebreos de Provenza con la confiscación si no se convertían, de modo que el bisabuelo de nuestro profeta, llamado Abraham Salomón, pensó que era más práctico bautizarse que perderlo todo. Tomó el apellido de Nostredame, que más tarde Michel latinizaría y convertiría en Nostradamus, en un intento de revestirlo de dignidad y misterio. Así pues, Nostradamus nació en el catolicismo y rodeado de sabios que muy pronto le iniciaron en las profundidades de las matemáticas, lo que por aquel entonces significaba adentrarse en la astrología, y también en el arte de la medicina y la farmacia.”” Convertido en boticario se instaló en Marsella   Fue entonces, en 1546, cuando tuvo lugar un acontecimiento que llevaría a Nostradamus a los umbrales de la fama: la terrible epidemia llamada del «carbón provenzal». Nostradamus inventó un mejunje que consiguió cortar el contagio y lo elevó a la fama: Posteriormente elaboró una mistura capaz de curar la esterilidad Su celebridad lo llevó hasta la florentina Catalina de Médicis, nieta del papa Clemente VII, hija de Lorenzo de Médicis y esposa del rey de Francia Enrique II. Catalina había permanecido once años sin hijos. Tras ingerir el  preparado de Nostradamus,  empezó a parir de forma prodigiosa hasta alcanzar la cifra de diez hijos.